985 32 04 78     |695 46 01 98   

Por qué deberías seguir formándote
24.01.2020

Por qué deberías seguir formándote

Vivimos en una época de cambios y transformaciones, donde estar actualizado y ser multidisciplinar se está convirtiendo en un requisito casi indispensable para mantenerse en el mercado laboral. 

Las empresas buscan trabajadores que sean flexibles, que controlen la tecnología y se manejen con soltura en multitud de ámbitos y situaciones y la única manera de responder a este nivel de exigencia es a través de la formación constante. 

La formación no solo te brinda nuevos conocimientos, también es necesaria para desarrollar hábitos, habilidades, valores, etc. y, sobre todo, para conocer tu entorno. A través de la formación puedes conocer la actualidad del sector al que quieres dedicarte, conocer las nuevas tecnologías que surgen para su desarrollo y establecer una red de contactos. 

Formación para evitar el desempleo

formacion_para_desempleo

La desmotivación es uno de los principales problemas a la hora de encontrar empleo después de una larga temporada fuera del mercado laboral. Envías cientos de currículum y nunca te llaman, ¿cómo no vas a sentirte desanimado?. Apuntarse a algún curso o empezar a formarte es la mejor forma de mantenerse activo para no caer en la monotonía y esquivar el hastío. 

Además, a través de la formación también amplias tus posibilidades laborales. Ya elijas especializarte en un ámbito específico o adquirir conocimientos en un campo totalmente nuevo, es muy posible que se multipliquen tus opciones a la hora de aspirar a trabajos. En algunos casos, incluso, puede convertirse en la oportunidad perfecta para desarrollar una nueva afición o dedicarte a tu auténtica vocación. 

Los conocimientos no son lo único que puedes sacar de un proceso formativo, también desarrollarás algo a lo que suele prestarse menos atención pero que es fundamental a la hora de buscar trabajo: la red de contactos. 

En un curso o proceso educativo conocerás a profesores y expertos en la materia que elijas y a gente con tus mismos intereses y en tu misma situación. Compartiendo con ellos momentos y conversaciones puedes aprender de sus experiencias, descubrir qué es lo que se busca en el mercado y qué características personales te hacen destacar más que el resto. 

Asegúrate de hacer networking con tus compañeros, es decir, compartir conocimientos, información, opiniones, experiencias y datos de contacto (¡especialmente eso!). Interésate por sus perfiles y háblales sobre tus gustos y preferencias, de esta forma, es posible que en algún momento te recomienden para un puesto de trabajo o te ayuden a encontrar lo que estás buscando. 

Pero si el networking, los nuevos conocimientos y mantener la mente activa no te parecen razones suficientes para apuntarte a algún curso, hay otra que quizá sí lo sea. Añadir nuevos cursos, carreras, diplomas y máster a tu currículum no solo demuestra a las empresas que eres una persona formada y con conocimientos, también habla de otras cualidades de tu persona altamente valoradas. Estarás demostrando a los reclutadores que lean tu perfil de que eres una persona con interés, que lucha por hacerse un hueco en el mundo profesional y que te esfuerzas por mantenerte actualizado en tu campo de trabajo.  

Formación para trabajadores en activo 

formacion_trabajadoresj

No solo las personas que se encuentren en situación de desempleo deben seguir invirtiendo su tiempo en mejorar sus conocimientos y empleabilidad, la formación continua también es una necesidad para los trabajadores que se encuentran en activo por varias razones. 

En primer lugar, invirtiendo parte de tu tiempo en formarte puedes demostrar a tu empresa que eres una persona altamente capacitada, capaz de aportar nuevos conocimientos, nuevas sinergias y nuevas metodologías. Demostrarás que estás capacitado para asumir más responsabilidades o, incluso, que te mereces un ascenso. En definitiva, la formación es una de las mejores formas de demostrar a tu empresa que eres el mejor. 

Por otro lado, nunca sabes cuando puede terminar tu contrato laboral o sufrir un cambio repentino en tus condiciones laborales. Muchos piensan que los años de experiencia son la única garantía que hace falta para encontrar otro trabajo similar con facilidad, sin embargo, la constante transformación de múltiples sectores y la aparición de nuevas tecnologías puede hacer que te encuentres de un día para otro desactualizado y en desventaja para competir con otros profesionales. 

Otro motivo para dar el paso y animarte a hacer un curso es que puede ser una gran forma de ampliar el alcance de tu empresa. A través de la formación es fácil ampliar la red de contactos, conocer empresas interesadas en tus productos o servicios, encontrar profesionales con mucho que ofrecer y establecer nuevas sinergias de trabajo. 

En resumen, ¿por qué debería seguir formándome?

Hay muchos motivos por los que deberías considerar la formación como una necesidad continua. Además de actualizar y mantenerte al día en tu sector, es una de las mejores formas de socializar, conocer a gente con intereses comunes y ampliar la red de contactos. 

Una educación constante no solo permite que adquieras nuevos conocimientos, ideas y opiniones, también te ayudará a desarrollarte como individuo y a conseguir tu crecimiento personal. De hecho, la ciencia ya ha demostrado en numerosas ocasiones que la formación es la mejor forma de incentivar el razonamiento lógico y crítico, la creatividad, las habilidades artísticas, la comunicación y otras muchas habilidades blandas. 

Por último, la formación te brinda la oportunidad de especializarte en ese ámbito en concreto que te apasiona o de aprender nuevas formas, usos o herramientas tecnológicas que pueden facilitar tu trabajo diario y conseguir que seas más eficiente. 

El tiempo o el dinero ya no son una excusa válida para no invertir en formación. En Dicampus tienes a tu disposición cursos de todos los ámbitos y temáticas, tanto online como presenciales, para que nunca dejes de formarte. Con la formación elearning puedes estudiar donde y cuando tu quieras y dedicarle tiempo mientras estás en el gimnasio, de camino al trabajo o en tus ratos libres. Además, todos nuestros cursos son completamente gratuitos. No importa si estás desempleado, si eres autónomo o trabajas para una gran corporación, en nuestro catálogo de formación encontrarás cursos a tu medida para que puedas seguir creciendo como profesional.