985 32 04 78     |695 46 01 98   

Cómo mantener la motivación para buscar trabajo
31.01.2020

Cómo mantener la motivación para buscar trabajo

Encontrar trabajo no es fácil, es un proceso largo en el que pondrás a prueba tu confianza, tus capacidades y tu paciencia. Los resultados que obtengas dependerán en buena medida de tu actitud, por eso, debes dedicar gran parte de tus esfuerzos a mantenerte motivado o motivada. 

Es importante que te tomes la búsqueda de empleo como un trabajo en sí mismo. Si no le dedicas tiempo, esfuerzo, constancia y planificación, es probable que tu situación se alargue en el tiempo. Lo peor es que, a medida que más tiempo estés en inactivo, más complicado será mantener la motivación. Aunque sea un trabajo costoso, asumir la tarea con determinación desde el principio te ahorrará muchas penas y malos tragos. 

No es habitual encontrar trabajo de un día para otro. Mentalízate de que esto es un proceso que lleva su tiempo y que, a pesar de que no recibas hoy o mañana la llamada que esperabas, al final acabará llegando. No tengas miedo al fracaso. Si el proceso se dilata no es porque no estés capacitado o capacitada, así que no dudes nunca de tu potencial. 

¿Qué hacer para mantener la motivación en la búsqueda de empleo? 

motivacion-para-buscar-trabajo.j

Tu estado mental es lo primero en lo que tienes que trabajar. Si te auto convences de que el mercado está muy mal o de que nunca encontrarás trabajo, es imposible que tu búsqueda de sus frutos. Perderás la ilusión, pondrás menos interés a la hora de hacer tu currículum y dedicarás cada vez menos esfuerzo a tu búsqueda. No se trata de forzar un pensamiento super positivo, sino de no tirar piedras sobre tu propio tejado. 

Una práctica que suele dar muy buenos resultados es anotar en una libreta los motivos que te animaron en un inicio a buscar empleo. Si crees que mereces un mejor sueldo, que necesitas más flexibilidad laboral, que quieres cambiar de sector o te apetece dedicarte a tu gran pasión…anótalo. Cada vez que la búsqueda de empleo se convierta en algo monótono o pierdas el norte, vuelve a leer las anotaciones para recordar tus metas y aspiraciones. 

Dedica tiempo a evaluar tu perfil y pensar en qué clase de empresa o puesto te gustaría verte. Una vez que sepas eso, tendrás medio camino ganado. No te desgastes enviando solicitudes a trabajos que no te interesan realmente, es probable que a ellos tampoco les encaje tu perfil. Solicitando puestos de manera indiscriminada solo conseguirás aumentar tu sensación de desánimo al ver que, aunque envíes cientos de currículum, no obtienes respuesta. 

Lidiar con la incertidumbre y la presión es duro. Por eso, una de las mejores formas de mantener la motivación es permanecer activo/a. Puedes hacer deporte, voluntariado, ayudar en tu comunidad, publicar contenidos en internet o cualquier cosa que te haga feliz. Cuantas más cosas hagas más motivación tendrás. Además, te ayudará a socializar y ampliar tu red de contactos. Incluso es posible que a través de la nueva gente que conozcas te llegue una recomendación o un trabajo. 

Planifica tu estrategia

estrategia-para-buscar-trabajo

Mucha gente se limita a enviar cientos de curriculum y a sondear las ofertas publicadas en agregadores como infojobs. Esta es la opción más cómoda, desde luego, pero no la más efectiva. La mayoría de las vacantes laborales se cubren antes incluso de que la empresa llegue a publicar en estos portales la oferta. En contraposición, acudir a eventos de networking, hablar con contactos y conocidos o hacer autocandidaturas suele dar muy buenos resultados. 

Dedica tiempo a desarrollar una estrategia. Dependiendo de las aspiraciones que tengas, tu perfil y tus aptitudes, es probable que te venga mejor un método de búsqueda u otro. Puedes dedicarte a sondear tus contactos, a presentarte personalmente en determinadas empresas, a desarrollar un portfolio o alguna creatividad, a impulsar tu posicionamiento en redes especializadas….

Una vez que hayas elegido el mejor método para tí, haz una lista con pequeñas acciones y subtareas que te pueden ayudar.  Ordénalas de mayor a menor importancia y traza un plan de acción. 

No tengas miedo a cambiar de estrategia o a probar cosas nuevas. Si después de un tiempo buscando trabajo te das cuenta de que tu método no obtiene resultados, prueba con otro diferente. 

Una de las cualidades que más te facilitará la búsqueda de empleo es la creatividad. Piensa en cuántas personas estarán en tu misma situación en este momento. Es probable que la gran mayoría de ellas esté haciendo lo mismo que tú para encontrar trabajo así que, cuanto más te diferencies de ellos, más probabilidades tendrás de obtener resultados. 

En la búsqueda de empleo no existe el fracaso

Ser descartado/a de un proceso de selección o de una entrevista no es ninguna derrota, es una parte natural del proceso. Es importante que asumas esto y te mentalices de que tarde o temprano pasará. 

No conseguir el puesto que estabas esperando no significa que hayas fracasado, al contrario, significa que continúas avanzando. Tómatelo como una experiencia vital o un aprendizaje. No cometas el error de ser demasiado exigente contigo mismo/a. Recuerda, si no eres capaz de confiar en tus propias capacidades y habilidades, los demás tampoco podrán hacerlo.