985 32 04 78     |695 46 01 98   

8M, la igualdad no es cosa de un solo día
08.03.2020

8M, la igualdad no es cosa de un solo día

El 8 de Marzo es un día que ha pasado a la historia por las multitudinarias manifestaciones por la igualdad de oportunidades a lo largo del mundo. Millones de mujeres han utilizado el 8M para hacer reivindicaciones en materia de igualdad desde que la ONU lo declarara Día Internacional en 1957. 

Aunque actualmente en España el 8 de Marzo se asocia a un momento de fiesta y celebración no debemos olvidar que, ante todo, debe ser una fecha para recordar que todavía queda mucho por hacer en materia de igualdad de género. Quizá algún día podamos decir con pleno convencimiento que no existen diferencias por razón de género o sexo, pero hasta entonces, estas son solo algunas de las razones por las que todavía sigue siendo necesario conmemorar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. 

Por qué es necesario el Día de la Mujer

Según la ONU, una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia por el mero hecho de ser mujer. Alrededor del mundo, las mujeres siguen siendo las que ostentan empleos más precarios, las que desempeñan trabajos no remunerados o las que sufren mayor riesgo de pobreza y exclusión. De los 870 millones de personas analfabetas que hay en el mundo, dos tercios son mujeres y todavía se perpetúan en muchos países atrocidades como el matrimonio infantil y la mutilación genital. 

A pesar de que en España la situación no es tan drástica, la desigualdad sigue siendo un tema preocupante y los datos demuestran que todavía hay mucho margen de mejora. 

Según datos del INE, las mujeres dedican diariamente casi el doble de tiempo que los hombres a las tareas del hogar y representan el 95% de las personas que escogen un trabajo parcial para cuidar de sus hijos e hijas o familiares  dependientes. Una situación desfavorable que se deja notar al llegar a la jubilación. Según datos de UGT, las mujeres pensionistas cobran de media 450€ menos que los varones en la misma situación. 

Desde el 1 de enero de 2010, más de 1000 mujeres han sido asesinadas por violencia de género. En lo que llevamos de 2020, las víctimas mortales por este motivo ya ascienden a 16 mujeres y una niña. 

En el ámbito empresarial también abundan las diferencias. Las mujeres tienen más dificultades para acceder a puestos de dirección y responsabilidad. De hecho, solo el 27% de los puestos directivos en España los ostentan mujeres y la brecha salarial es todavía una realidad en nuestro país. 

Dicampus y la Igualdad

En Dicampus somos conscientes de que esta situación solo se puede revertir desde la responsabilidad y compromiso de todos los agentes sociales, incluidas las empresas. Por eso, ponemos todo nuestro esfuerzo en ser socialmente responsables y promover la igualdad entre nuestro personal, alumnado y personal docente. Nuestro objetivo es contribuir a generar una sociedad más moderna, justa e igualitaria, con mayores cuotas de bienestar y felicidad. 

A lo largo de la historia, la experiencia nos ha demostrado que la mejor manera de conseguir esto es a través de la educación, por eso parte de nuestra oferta formativa se centra en cursos de Promoción para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Además, para conseguir una sociedad igualitaria en la que nadie se quede atrás, damos prioridad en el acceso a la formación a las mujeres víctimas de violencia de género, las personas con discapacidad, las personas trabajadoras con bajo nivel de cualificación y los mayores de 45 años. 

Creemos que la igualdad debe ser el cimiento sobre el que construir tanto el presente como el futuro, por eso impulsamos, apoyamos y favorecemos medidas de conciliación, responsabilidad familiar e igualdad de oportunidades tanto en nuestras oficinas como en nuestros cursos de formación, tal y como recoge nuestro Plan de Igualdad 2018-2021.  

Dicampus, desde sus inicios, ha sido una empresa compuesta mayoritariamente por mujeres. Actualmente, el 93,48% de la plantilla de Dicampus lo son, así como el 50% de su personal docente. Ser mujer tampoco supone un lastre para alcanzar puestos de responsabilidad en nuestra empresa ya que, de hecho, la dirección de Dicampus está a cargo de una mujer, Isabel Barrio

La conciliación familiar es otro de los puntos clave en los que trabajamos para promover una sociedad más justa e igualitaria. Nuestros esfuerzos por garantizar la conciliación del 40% de nuestra plantilla que tiene responsabilidades familiares (un 90% de ellas mujeres), nos ha  otorgado el distintivo de “Marca asturiana de Excelencia en Igualdad” y el “Certificado de Empresa Familiarmente Responsable”. 

La igualdad no es cosa de un día

Celebrar el Día de la Mujer el 8 de Marzo es una gran ocasión para ser reivindicativa, para demostrar que las mujeres son la mitad del mundo y se merecen los mismo derechos y oportunidades y para conmemorar a todas aquellas mujeres que han dado (y siguen dando) su vida para cambiar las cosas. 

Sin embargo, es importante recordar que la igualdad no es cosa de un único día. Es una actitud y un compromiso que hay que llevar encima todos los días del año y que todos/as tenemos que compartir.