985 32 04 78     |695 46 01 98   

Vuelve motivado después de vacaciones con estos sencillos pasos
10.01.2020

Vuelve motivado después de vacaciones con estos sencillos pasos

Se terminan las vacaciones, es hora de volver al trabajo y acostumbrarse de nuevo a un horario y una rutina. Quizá eres de los afortunados y afortunadas que son capaces de llegar de nuevo a clase o a la oficina con una sonrisa, pero si no es así y después de las vacaciones te sientes desanimado/a o tardas en adaptarte, aquí te dejamos una serie de consejos para que superes el síndrome postvacacional. 

Aunque las navidades no sean unas fiestas tan largas como las estivales, pueden resultar muy intensas y estresantes. En pocos días se juntan emociones, reuniones familiares, compras, atracones de comida… Volver a clase o al trabajo después de todo esto no es fácil, sobre todo si no has sido capaz de aprovechar los días libres para descansar. Por eso, es conveniente que te tomes la vuelta con calma. 

Volver de vacaciones y ser 100% productivo/a no es fácil, así que tu prioridad no debe ser obtener resultados de forma inmediata. Por el momento es mejor que te conformes con hacer una buena planificación de los días y las semanas siguientes, de esta forma irás entrando en materia poco a poco y tendrás una visión global de tu trabajo. Trabajar sin un rumbo fijo solo acrecentará tu sensación de desánimo y estrés. 

Vuelve motivado a la vuelta de vacaciones

No te obceques con las tareas complejas y a largo plazo. En los primeros días es preferible que te pongas objetivos sencillos y a corto o medio plazo. Tachar tareas de tu lista es la mejor forma de sentirse motivado/a, en cambio, si sólo piensas en proyectos a largo plazo sentirás que nunca avanzas. También es recomendable que evites asumir temas nuevos de inmediato y que no te agendes reuniones en los primeros días. Date tiempo para asumir responsabilidades. 

No olvides descansar. La concentración será una de las principales ausentes cuando estés desanimado o desanimada. En los casos más agudos de estrés postvacacional también es posible que sientas nerviosismo, tristeza o irritabilidad. La mejor manera de evitar estas sensaciones son los descansos periódicos. Haz pequeñas pausas cada poco y socializa con tus compañeros y compañeras. Los momentos de desconexión te ayudarán a aumentar tu productividad. 

Es normal que te cueste ubicarte y tardes en ponerte al día de todo lo que ha sucedido mientras estabas fuera. Tómatelo con calma y asegúrate de que no tienes dudas del estado en el que se encuentran las cosas antes de empezar a trabajar. Averigua qué se espera de tí, qué proyectos tienen prioridad y en qué deberías centrarte. Si es necesario, organiza una reunión con tus compañeros y compañeras o con la persona que se encargue de la coordinación. 

Por último, no sufras, todo pasará. Es completamente normal sentirse abatido o abatida a la vuelta pero esta desmotivación no suele durar más de una o dos semanas. Date tiempo para volver a la rutina y los horarios y céntrate en aquellas tareas más sencillas o que más disfrutes. En caso de que la actitud negativa te dure demasiado, plantéate dónde está el problema, es posible que necesites hacer algún cambio en tu vida o solicitar ayuda de un profesional.